Vapeadores y sus efectos nocivos

Miércoles, 23 Agosto 2023 12:16

Los conocidos vapeadores o cigarros electrónicos se han promocionado los últimos años como una alternativa más segura al tabaquismo convencional y gran parte de la población los considera inocuos.

Pero los estudios que se han realizado hasta ahora muestran evidencias de que también tienen consecuencias negativas para la salud debido a que contienen elementos tóxicos y cancerígenos (incluso los que no llevan nicotina).

En una reciente encuesta realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el 19,2% de los adolescentes de 14 a 18 años fuma.

Y precisamente en este rango de edad es donde el consumo está más vinculado a los cigarros electrónicos o vapeadores (20,8%); el 14,3% a la cachimba; y el 13,1% a cigarrillos convencionales. Además, un 7,5% consume tabaco mezclado con cannabis.

El uso de vapeador invita a caer en el hábito de consumo de tabaco convencional.

El consumo de tabaco en cualquiera de sus formas representa una grave amenaza para la salud, entre sus efectos están:

 

  • Cáncer y patologías respiratorias (enfisema, bronquitis...) : 50000 personas mueren cada año en España por patologías relacionadas con el tabaco.

 

  • Reducción de las defensas inmunológicas lo que favorece el desarrollo de gingivitis y piorrea .Además, los fumadores, responden peor a los tratamientos periodontales (limpiezas, curetajes, cirugías regenerativas…

 

  • La piorrea y gingivitis quedan enmascaradas en los fumadores por el efecto vasoconstrictor de la nicotina. El fumador no sangra y apenas tiene inflamación de las encías, a pesar de estar enfermas. Al no existir esta “señal de alarma” se suele retrasar el diagnóstico y, por lo tanto, la puesta en marcha del tratamiento 

 

  • Fumar multiplica por tres las posibilidades de padecer cáncer oral. De hecho, anualmente se diagnostican en nuestro país 8.000 nuevos casos de cáncer oral.

 

  • Incremento de sequedad e irritación de mucosa oral, respiratoria y digestivas altas que unido a las alteraciones de la flora bacteriana, originan también mal aliento(halitosis)

 

  • Limitación de  capacidades olfativas y de percepción de los sabores, especialmente para los salados, por lo que puede aumentar la tensión arterial al abusar de la sal.

 

  • Peor cicatrización de heridas, ej. extracciones dentales. El efecto vasoconstrictor de la nicotina impide una correcta vascularización en la zona de la extracción y por tanto la correcta reparación de la herida.

 

  • Por este mismo motivo existe una mayor tasa de fracaso de implantes. La falta de irrigación por el efecto de la nicotina, impedirá que el implante se integre correctamente en el hueso .

 

  • Por todo esto, desde la Clínica Dental Manso Cobos os animamos a abandonar el tabaco pulsando el siguiente link:                     https://espanol.smokefree.gov/  

 Ánimo! Puedes dejar de fumar si te lo propones!

Visto 761 veces

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.